lunes, enero 20, 2014

20 cosas que una madre debe hacer con su hijo

Una madre machorra, desde luego... 
Estos tips son porque me tienen harta los listados cursis que sacan en el internet, que si 100 cosas que los mexicanos no sabían de México y tiene que venir un vato brasileño a decirlas, que si prepárate para llorar con un vato que hizo un blog para ponerle más vida a los años de su hija. Así que pensé que deberíamos tener nuestro propio listado de lo que debe hacer con su hijo una madre machorra, ya saben, para reafirmar su hombría y esas cosas.

1. Ama a su otra madre. Probablemente de cualquier manera crezca y se meta con una mujer muy parecida a cualquiera de las dos, así que mientras tanto disfruta a la co-madre y olvídate de tratar de prevenir que se mete con alguien como tú. Noticias, si lo va a hacer, no podrás hacer nada para poderlo evitar.
2. Olvida eso de que debes estar ahí para él. Si te esclavizas a tu rol de madre conseguirás dos cosas: frustrarte y hacerlo un bueno para nada que ni servirse un vaso de agua puede.
3. Disfruta cada momento con él. Olvídate de estarlo chingando con que haga la tarea, se bañe y haga esas cosas mundanas. Al final de los días, es más probable que recuerde aquel día que jugaron palillos chinos por sobre todas las tardes que lo ayudaste a hacer maquetas y cartulinas y planas de su nombre.
4. Enséñale a jugar a las muñecas. Ok, sé que eres machín y preferirías jugar al fútbol o enseñarle a andar en la bici, pero alguien tiene que enseñarle a desvestir muñecas (guiño, guiño).
5. Que se bañe solo el cabrón. Está bien que a veces exageran y solo se remojan y huelen a perro bajo la lluvia, pero para qué extenderle su etapa de bebé cuando ya no lo es.
6. Llegará el día en que te pida tener una hermanita. Dile que mejor le consigues un perro y que él tendrá que recoger las popós. Luego piensa "¿para qué querrá una hermanita?, seguramente para pegarle".
7. Baila con él. Alguien tiene que enseñarle que también las mujeres pueden llevar a los hombres.
8. Dile que es hermoso. Luego va a  crecer y una morra (o vato, no se sabe) se lo va a decir y tiene que estar preparado para saber cómo reaccionar.
9. Enséñale a cambiar una llanta. Hey, por favor, claro que sabes cambiar una llanta y pasarle batería a un carro.
10. Es tan inteligente como cualquier niña. Asegúrate de que lo sepa y se le quede grabado y no ande molestando a las niñas pensando que las puede o sabe más que ellas.
11. Si toma clases de natación, aprovecha y platica con las otras mamás. Ok, ok, no te pases de la raya intentando ligar con todas, pero siempre es positivo que puedas tener público cautivo para hablarles de nuestras familias a las demás. Verán que no somos marcianas.
12. Está demás decir que para ti no es una opción faltar a su cumpleaños. Llegará el momento en que tú no quieras que falte a los tuyos.
13. Escalará tu cama. Siempre lo hacen. Es una cosa de todos los niños y niñas. Así que mejor disfrútalo y hazle un lugar.
14. Cuando se caiga y se raspe las rodillas o se haga un chipote, por el amor del cielo, no repitas los asquerosos patrones del binomio de género. O sea, no le digas pendejadas como "agüántese como los hombres", solo consuelalo y ya. Y si llora, déjalo que llore, o llora con él.
15. No le compres Xbox, tablets y esas cosas del demonio. Mejor llévalo al parque a que corra y se canse y se duerma temprano. Si quiere aprender a jugar fut, mejor que sea real y no virtual, seguro tú sabes bien cómo enseñarlo o tienes 15 amigas dispuestas a hacerlo.
16. Eres su madre, no lo trates como Charles Manson... A menos que salpique la taza, eso sí merece un buen escarmiento. 
17. Recuerda que un día crecerá y tendrá un hijo y va a querer que se lo cuides. O no.
18. Haz algo chido para que recuerde su infancia. Un álbum, un video, algo típico. Cuando esté grande podrás mostrárselo a sus amigos y parejas para sonrojarlo, pero también le gustará saber cómo era de niño.
19. Enséñalo a chelear, a ligar y a tratar bien a las mujeres. Si no le entiendes a esas ondas del SuperBowl o del Clásico, siempre tendrá una tía machorra a la cual recurrir.
20. Sí, pues, se va a enamorar and stuff. Prepara tus armas letales. Dile al chico o chica con quien sale que le gusta mucho cómo cocina su mamá... y tiene dos.

2 comentarios:

SaNdY lO dijo...

Ya te extrañaba! <3

Anónimo dijo...

Geniales los datos ;-)